El aguador era uno de eso oficios, hoy olvidados, que abundaban en La Habana colonial. En aquella época era muy común encontrar las calles llenas de carretas con pollos,...

Seguir Leyendo