Marcial Gala cuenta en exclusiva cómo vivió un escritor cubano en Buenos Aires la victoria de Argentina

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

diciembre 22, 2022

Banner Argentina Facebook Juezcentral

Fotos de la Habana trae hoy en exclusiva el testimonio del escritor Marcial Gala, residente en Buenos Aires, sobre las repercusiones y los festejos por la victoria de Argentina en el Campeonato Mundial de Fútbol Qatar 2022.

Marcial Gala cuenta en exclusiva cómo vivió un escritor cubano en Buenos Aires la victoria de Argentina

Es difícil introducir en palabras todo lo que se ha vivido en Argentina previo y después del Mundial. Yo después de esa victoria que tuvo Argentina sobre sobre una Francia cuyo ego los hizo creerse que podían ser ganadores de un Mundial con la mitad de su equipo que no pudo participar por lesiones y la otra mitad enferma de la fiebre del camello. Un equipo decaído que dependía de un Mbappé que, por suerte, estaba en su mejor forma y un Griezmann que tenía que suplir a Pogba, a Canté y a varios jugadores, o sea que en realidad era imposible; con la ausencia de Benzema, el ultimo futbolista ganador del año de las copas europeas. Imagínate tú qué podía hacer esa potencia que en realidad debió haber perdido con Inglaterra, eso fue un milagro, Francia llegó al final de la Copa del Mundo por milagro.

Bueno y Argentina ganó, ganó por méritos propios, y ganó ayudada por eso que también es la suerte. Y también por tener un portero que para este tipo de competición, donde al final lo menos que importa es el futbol, porque ¿qué cosa son las tandas de penales sino una cuestión de mero ego, de machismo más que otra cosa? fue importante que el Dibu estuviera ahí. Ese Dibu que es como una especie de plasmación de todas las virtudes y los muchos defectos del argentino: machista, capaz de decir las máximas groserías y a la vez valiente, templado y amante de su selección. Y por supuesto el gran Messi, que se merecía el triunfo más que nadie después de tantos años de mantenerse en la élite del futbol mundial; más allá de si es el mejor o no del mundo que eso es discutible como todo, pero bueno sí es uno de los más grandes futbolistas de la historia. Realmente se merecían el premio e hicieron muchísimo por él y lo ganaron, no tuvieron esa languidez francesa, que en parte, en el fondo sabían que a pesar de que decían que iban ganar, estaban ahí casi por milagro.

Buenos Aires festejos por la victoria de Argentina
Buenos Aires festejos por la victoria de Argentina. (Foto de portada y actual tomada de la página de Facebook Juezcentral)

Acá la celebración fue apoteósica, no hay otra manera, todos los intelectuales, artistas, la población en general se plegó ante la Selección que ha llevado a Argentina al tercer Campeonato. La selección acá es otra cosa, es la quinta maravilla, ponte a pensar que la única religión que posiblemente tenga el argentino es la religión del futbol. Ponte a pensar que la gente mira al cielo y le pide a Maradona, no es ni siquiera el heaven, el cielo de los hablantes en inglés, es el sky, el cielo, como si Maradona estuviera subido en una nube y de ahí mirara los destinos de Argentina. De cierta manera es una creencia de que Dios es argentino.

Imagínate tú una ciudad de tres millones de habitantes, que por suerte tiene las avenidas más amplias del mundo, se vio desbordada por cinco millones de personas eufóricas, la mayoría muy jubilosas, muy alegres y portándose bastante bien. Pero con esa propensión que tiene el joven a arriesgar su vida, algunos se subieron arriba de semáforos, arriba de los puentes, arriba de los cables de tensión y como si de pronto se ofrecieran en sacrificio al Dios Selección.

Festejos por la victoria de Argentina
Foto cortesía del entrevistado

Fue tremendo ese paseo de la selección por Buenos Aires, fue una exaltación total y también de cierta manera porque el futbol es política, por un lado político, el único presidente que llegada la selección campeona del mundo a su país no vio a los jugadores es Fernández. Se dieron una serie de circunstancias que llevaron a eso, pero es muy curioso que pasara así.

Y ahora todavía estamos bajo los efectos del posmundial, o sea, la ciudad todavía se ve lánguida, no acaba de agarrar su ritmo habitual. Pero bueno, ya todo pasó y sí, realmente fue muy positiva la victoria del equipo, le da un aire a un país nacido para ser de los mejores países del mundo se había ido acostumbrando un poco a la derrota, a la frustración, a que todo quede mal. Y pasó como pasa en la mayoría de las grandes victorias de Argentina, que es después de mucha lucha y mucho sacrificio. Y pienso que a la larga el producto argentino, lo que se llama el poder suave va a verse beneficiado con eso y ojalá esta victoria sirva para que haya como una especie de subida, de elevación de la Argentina. Me parece que es muy positiva esta victoria casi ya a fin de año, es como una alegría a la gente de Argentina.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest