La Escuela Normal de Kindergarten (hoy Instituto Politécnico de Economía Ramón Alpízar), uno de los edificios construidos como parte del conjunto conmemorativo de la Plaza 4 de Septiembre (actual Carlos J. Finlay) se encontraba en la rotonda de 100 y 31, en Marianao, y era la única de su tipo en el país.

Al igual que los edificios circundantes y el famoso Obelisco de Marianao, la Escuela Normal de Kindergarten se inauguró el 4 de septiembre de 1944, como colofón del gobierno constitucional del general Fulgencio Batista y en homenaje a la revolución de los sargentos de 1933.

La Escuela Normal de Kindergarten (proyecto del arquitecto José Pérez Benitoa) poco antes de su inauguración en 1944

Escuela Normal de Kindergarten de Marianao

Proyecto del arquitecto José Pérez Benitoa, consuegro y uno de los hombres de mayor confianza de Batista, la Escuela Normal de Kindergarten, como los tres edificios vecinos que completaban el conjunto de la Plaza 4 de Septiembre (La Escuela del Hogar, el Centro Escolar Flor Martiana y el Hogar de Ancianas Conchita Gómez) se concibió en estilo art déco, sobrio y monumental, con amplio pórtico acolumnado, cuya forma cóncava sigue el trazado de la plaza.

Las fachadas se revistieron con piedra de jaimanitas y en el amplio frontis que corría sobre las columnas se colocó, como única decoración y en letras mayúsculas, el nombre de la institución: «ESCUELA NORMAL DE KINDERGARTEN»

Con matrícula para 500 alumnas, la Escuela Normal de Kindergarten contaba con excelentes instalaciones y claustro docente. Allí las jovencitas se formaban como maestras para la enseñanza preescolar y sus graduadas quedaban calificadas para ejercer en escuelas públicas y privadas.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 el inmueble tuvo distintos usos (todos vinculados a la educación) hasta que en él se estableció el Instituto Politécnico de Economía Ramón Alpízar.